latecleadera

viernes, 13 de noviembre de 2015

Dibujos animados de los ochentas

antes de los cuatro o cinco canales infantiles de la televisión por cable, que suelen repetir los episodios de sus programas una y otra vez y otra vez y otra vez,  la población infantil de este país del sagrado corazón tenia que conformarse con los dos o tres canales nacionales y lo que buenamente quisieran pasar por ahí.  no había programación veinticuatro horas,  la mañana era para algunas novelas (no estoy seguro) las primeras horas de la tarde eran para la franja de educación a distancia   y finalmente cuando todos salíamos de clase entre las 4 y 5, llegaba lo bueno, el horario de dibujos animados  que se cerraba  con el minuto de Dios de azúcar manuelita.  los fines de semana eran cuento aparte, en especial los sábados, día por excelencia dedicado a los dibujos animados, el mejor día de todos, (domingos y festivos también tenían sus dosis animadas pero en menor proporción).  

sin mas preámbulo aquí dejo  esas series animadas ochenteras, no se si están todas pero creo que incluí las principales.



-banner y flapy
Germano japonesa 1979.  26 episodios



Es de las primeras series animadas de las cuales guardo cierto recuerdo organizado de sus episodios.  Por alguna extraña razón siempre trae a la memoria episodios de mi vida infantil en la casa de mi abuela, acompañado de uno de mis tíos; lo extraño es que no recuerdo que hubiese televisor por aquellas épocas donde mi abuela…en fin
Banner era una ardilla criada por una gata en una granja cerca del bosque de nueces. Por cosas del destino terminó perdido en este,  y es allí donde encuentra su identidad como ardilla, crea amistad con los habitantes del bosque y afronta los problemas que este trae.  Como toda serie animada influenciada por los orientales tenia inmerso ese toque trágico tan característico. No estoy seguro que carajos pensaban los productores, guionistas y escritores de la época en cuanto a lo de historias para el público infantil, pero brutalmente nos sumergían en relatos de abandono familiar, traiciones, muerte de amigos y violencia entre especies, algo bastante crudo para los cánones actuales, pero que definitivamente nos pegaba de la pantalla.  Con esta serie  se me aguaron los ojos cuando la ardillita fue separada de su madre gata, se me escurrieron las lágrimas y los mocos cuando unos cazadores sin alma mataron al abuelo búho, me indigne a decir no más cuando el bosque fue arrasado por los leñadores  y quede algo confundido cuando luego del reencuentro con su madre Banner le dijo adiós…
Quedaron grabados en mi mente su estupendo tema musical, su doblaje españolete,  Banner saltando sobre la cola de su madre mientras sonaba la campanilla que colgaba de su cuello; la imagen de  inocencia y tranquilidad que representaba una ardilla bebe durmiendo con su cola como almohada…Banner me recuerda al bebe que tengo en casa.


-Thundercasts
EEUU 1985. 130 episodios



En mi humilde opinión y con un sesgo de aquí a la luna he de decir que esta es la mejor serie animada posible.  Había viajeros espaciales, armas mágicas, un mundo salvaje por colonizar, seres zoomórficos inteligentes, luchas al estilo medieval, aparatejos de alta tecnología,  y un villano de villanos envuelto en prendas mortuorias y en pacto con antiguos demonios.  La animación era una mezcla de técnicas americanas y japonesas de modo que no llegaba a la perfección y dramatismo oriental pero tampoco a la simpleza argumentativa y espasticidad de la americana.  Y lo mejor de todo era su intro. Simple y llanamente espectacular, una secuencia elaborada con tal pasión y perfección que el solo escucharla eriza la piel.  En los ochentas perderse un capítulo de los thundecats simplemente era algo traumático.  Se hizo una nueva versión en el año 2011 pero simplemente no pudo con su antecesora y quedó en una sola temporada. De los thundercats es inolvidable su símbolo, el perfil estilizado de un felino sobre un fondo rojo, la invocación de la espada del augurio, el conjuro del despertar de Munra, el tanque de Pantro  y un largo etc.


-Súper agente Cobra
Japonés 1978-1984. 31 episodios



De la historia de esta serie poco me acuerdo, creo que la daban los sábados en la mañana, y por lo visto no fue transmitida completa, al parecer su alto contenido de violencia y ciertos toques de sexualidad explicita como que no cuadraban mucho para la programación de los ochentas, y menos si era considerado un programa infantil.  Pero a pesar de todo esto y de los pocos capítulos que vi (no estoy seguro si la transmitieron completa) quedó impresa en mi infantil mente la figura de un hombre de rizos rubios, atlético, fumando a toda hora (incluso bajo el agua) y con un brazo como cañón…y una sexy robot acompañándolo a todo lado.   Según pude averiguar, cobra era un pirata espacial, sumergido en una civilización futurista algo deshumanizada, con ciertas capacidades físicas por encima del promedio, un sanjuan algo vago, que en su brazo izquierdo poseía una psicoarma, un cañón de calor que se activaba con sus pensamientos, y la robot que lo acompañaba era una antigua novia, que luego de sufrir una herida mortal no tuvo otra opción que convertirse en un robot, muy sexy por cierto.  De cobra se resalta lo elaborados de sus dibujos, su dinámica animación, los escenarios futuristas soberbios, y la historia propia para un público adulto.  Gracias súper agente cobra por esos primeros desnudos femeninos.


-Inspector gadget.
EEUU Francia Canadá Japón 1983-1986.  86 episodios




El inspector era una extraña mezcla, casi una parodia de “el súper agente 86” y “misión imposible.”   Gadget era un agente que no estoy muy seguro si era humano con aditamentos robóticos (gadgets) o era un robot con algunos aditamentos humanos.  Un hombre de nariz grande, sombrero multiusos, despistado, noble y algo torpe; los casos que se le asignaban eran resueltos por su sobrina y su perro mascota.  Y tenía un archienemigo, el súper villano Doctor Garra, un paladín del mal que en forma ridícula siempre era vencido por Gadget (o siendo más preciso por su sobrina y el perro), y era este personaje el más enigmático de toda la serie, nunca dio la cara, solo mostraba su mano enguantada acariciando un gato holgazán, su rostro es uno de los grandes enigmas de la humanidad.


-los osos cariñositos
EEUU 21 episodios 1974. 1984-1986



Otra serie  nacida de la perversa y malévola mente capitalista de los fabricantes de juguetes.  Los ositos cariñositos para mis años de infancia pasaba como un programa para niñas, y es que a efectos prácticos lo era; osos de peluche con simbolitos en sus barriguitas, viviendo en las nubes, velando por el país de los sueños y todos ellos con sus nombres en diminutivo.  Era muy difícil salir por la calle con una calavera pintada en mi barriga gritando que yo era “asesinosito” o “piratosito” o “castigadorsito”.  Para ser sinceros, tiernosito, cariñosito, amigosito y más sitos, indiscutiblemente se veían, pero era mejor dejar la cosa ahí. Como un rellenosito en la  programacioncita de los muñequitos.


-Mazinger z
Japonés 1972. 92 episodios



El papá de todos los robots, el punto de origen de todo un culto a estas máquinas. Mazinger era un gigante mecánico, comandado por un tipo con una cabellera abundante como la mía cuando pasan más de dos meses sin visitar el peluquero (koji), que tripulaba una nave que era a la vez el cerebro del robot.  Mazinger z  fue diseñado por un viejo científico, abuelo de koji, utilizando un exótico material multirresistente llamado japonio del cual  se derivó la aleación Z (de ahí lo de mazinger z) y funcionaba con energía foto atómica.  Luchaba contra otros gigantes mecánicos producto de la malévola mente del profesor infierno, un científico loco y malo, malo, malo.  Mazinger z tenía una gran variedad de armas, las principales eran la  de disparar sus puños como bumerang, volaba, lanzaba rayos láser  de sus ojos y una onda de calor de su pecho,  entre otros. No luchaba solo, era acompañado por una robot llamada Afrodita, que tenía la especialidad de disparar sus senos metálicos como torpedos y un robot gordo bufón llamado Boss.  Mazinger por desgracia no contó con un buen tema musical, pero   resaltan sus villanos, tipos que no se andaban por las ramas, y claro, toda la gama de robots que se la pasaban luchando y destruyendo ciudades japonesas a toda hora.


-Capitán centella
Japón 1972. 39 episodios



superhéroe ochentero temprano ¡¡¡ y que héroe!!! pues no tenía ni súper poderes ni nada de eso, era un tipo envuelto en una sábana blanca, con un casco de policía de tránsito, gafas azules de chupa, un par de pistolas, un látigo y una moto de marca  indeterminada (podría ser el santo patrono de los guardas de transito).  Se movía en escenarios un poco psicodélicos, un poco hiperrealistas,  no vacilaba ni un centímetro en acomodarle una bala a alguno de sus enemigos.  Cada capítulo manejaba una increíble tensión, los  cinco sentidos al máximo a la espera de que ante las malévolas acciones del hipervillano Satán, se escuchara una carcajada burlesca brotando de algún lado, y finalmente en el horizonte, bajo una luna creciente apareciera la silueta de nuestro desgarbado campeón, Centella, presto a infringir el castigo que todo maleante merecía.  Se escuchaban trompetas y violines y una voz grave cantando algo en japonés  mientras disparaba una de sus estrellas explosivas y mandaba al carajo sus enemigos.  Para resaltar su tema musical, un tema que solo podía ser la obertura para un héroe.  Ver centella era a la vez leer un comic. ¡Bárbaro!


-osos gummi
EEUU 1985. 94 episodios



animación de los estudios Disney, de ahí sus típicos colores, ilustraciones y escenarios disneycos (y no me refiero a la dificultad para respirar)  como muchos dibujitos, compartían el principio de que para ser algo fuera de lo común se necesitaba de una sustancia “con su toque secreto” que transitoriamente permitía serlo, bien podría ser una caja de espinaca o una poción gummi, esta última les daba a los osos una increíble fuerza y la capacidad de rebotar como pelotas de caucho… no sé qué carajos estaban pensando los libretistas, pero la idea es que ahí estábamos, amaestrándonos en el futuro arte de la adicción.  Solo puedo decir que eran entretenidos, y extrañamente algunos amigos le rendían una especial veneración.


-los wuzlles
EEUU 1984. 13 episodios



soy sincero, no recuerdo ni cinco de que trataba esta serie animada, solo recuerdo que era interpretada por animales que eran la combinación de dos animales completamente diferentes, ejemplo un león abeja, una osa mariposa, un canguro elefante, una foca y un alce, una hipopótamo y una coneja y un mono rinoceronte.  El sueño erótico más recóndito de un científico loco con ínfulas de genetista, la máxima expresión del Dr. moreau,  la epifanía del Dr. frankestein, pero a pesar de todo eran tiernos, tenían que serlo, venían de Disney, es más, aparecían en los forros de los cuadernos escolares, como el que yo tenía de matemáticas


-el oso yogi
  EEUU 1958. Varias temporadas



Su vida se centraba en robar las meriendas de los turistas del parque Jellystone y  escapar de los planes de captura del guardabosques.  No era un superhéroe; vestido con corbatín y sombrero, hablando en verso y repitiendo cacofónicamente ey ey ey.  En compañía de un oso enano llamado bubu que era la parte coherente y prudente de la historia. Se podría decir que Hanna Barbera nos vendió  la historia de un trastorno bipolar encarnado en dos osos. Pero a pesar de todo era entretenida…y rentable.


-los pequeños magos
EEUU 1987. 26 episodios



La historia se narra con lujos y detalles en el intro. Muy buena serie, no supe en que terminó, si el príncipe recupero el trono, o que fue de la vida de los monstruos y el mago.  Los pequeños magos era un plan obligatorio de los sábados en la mañana


-mi pequeño pony
EEUU 1986-1987. 65 episodios



Serie creada a partir de juguetes bonitos llamados coincidencialmente mi pequeño pony.  Hacia parte de la cuota netamente femenina de la programación infantil, tratando de mostrar algo no tan violento ni dramático.  Los caballitos habitaban ponylandia y tenía poderes mágicos, vivían en paz aunque de vez en cuando eran atacados por otros bichos raros que les complicaban la vida.  No eran de mi preferencia, recuerdo que había luces multicolores, arcoíris, caballitos volando, nubes, flores y más…y por su puesto el pegajoso tema musical que ha perdurado hasta nuestros días.


-los cazafantasmas 
EEUU 1986-1988. 65 episodios



Estos dibujitos perfectamente quedan incluidos entre las series icónicas ochenteras,  eran soberbios. Nada semejantes a los caza fantasmas actuales tipo cartel de la mega, que solo atinan a capturar algún chirrido que puede ser desde un puerta mal engrasada hasta el recital de un evangelio, todo depende de cómo se le quiera escuchar, o simplemente las imágenes de los fantasmas no son más que cosas borrosas y difusas que ante tanta tecnología en imagen verdaderamente dan pena.  Estos cazafantasmas, siendo más específicos  “los verdaderos cazafantasmas” (esto debido a problemas de derechos de autor) si se enfrentaban a fantasmas de verdad, que para aquel entonces eran cosas de cualquier color o tamaño que flotaran y tuviesen dientes. Y no se limitaban a invocarlos, preguntarle bobadas con dos lápices cruzados o implorarles que regresaran al bajo astral, ellos les descargaban tremendo chorro de algo parecido a electricidad y los metían en una cosa parecida a un estabilizador de voltaje de pc,  los encerraban en una bóveda que los mandaba para su mundo espiritual…eso si era actividad paranormal,  sin contar además de su logo, que aun hoy queda bien en cualquier lado, desde camisetas, zapatos, carros, contratos de arrendamientos y registros de nacimiento, y sobra decir, el tema ochentero y todo pero pegajoso…como su fantasma mascota


-astroboy
Japón 2° serie 1980-1981 52 episodios





Por desgracia recuerdo poco de esta serie, como era de manufactura japonesa era imprescindible su toque trágico, y es por este toque que lo recuerdo, en algún momento sentí cierta opresión en el pecho, cuando  este infantil robot veía frustrados sus sueños de ser considerado un humano y no una maquina cualquiera.  El antiguo dilema de la “humanidad” de las maquinas, tema manejado a sus anchas por Isaac Asimov en sus obras o en su caso más simple por pinocho y Gepeto.  



-David el gnomo
España 1985. 26 episodios



Fue de las pocas series animadas españolas que nos llegaron,  contaba la historia de la raza de los gnomos, pequeñas personitas que vivían en armonía con la naturaleza. La historia fue tomada de unos libros  originarios de los países bajos, que tuve la fortuna de leer en mis años universitarios. La animación no era precisamente muy dinámica, pero las ilustraciones eran sobrias, David el gnomo era algo semejante a leer un inmenso libro infantil, en el cual capitulo a capitulo nos daba algún truco para cuidar la naturaleza.  Las historias no eran precisamente épicas, muchos capítulos se dedicaban a narrar las costumbres y características de los gnomos (igual que el libro) pero en otros eran usuales aventuras como cirugías hechas por David (que era veterinario) o zafándose de alguna triquiñuela de los trolls.   Lo que más recuerdo de David aparte de su musicalización, son las escenas ocasionales de semidesnudos (David mostrando sus nalgas, o alguna gnomo o creatura femenina del bosque enseñando sus senos) como dato curioso los senos de lisa tuvieron que moldearse a las exigencias norteamericanas ya que los consideraban extremadamente grandes, y eso viniendo de los gringos tiene que ser muy grandes, y mirando bien tienen razón,  con razón dicen que David tenía 399 años. para aquellas épocas escolares esas insinuaciones eran para soltar carcajadas en los recreos, y claro, como podía dejar de lado el sempiterno moco escurriendo de la nariz del troll.


-los moondreamers
EEUU 1986 16 episodios



uno de los rellenos del mi pequeño pony.  estos seres eran los fabricantes de los sueños buenos, viven en el país de los sueños y están en continua lucha con la malvada reina scowlene cuya fin es acabar esos sueños lindos.  una serie con todo muy rosa, personajes de ojos grandes y tiernos...en fin todo muy acorde a su programa inicial de caballitos mágicos. 




-calabozos y dragones
EEUU 1983. 27 episodios



No recuerdo absolutamente nada de  esta serie, ni en qué consistía, ni quiénes eran los personajes, ni cuando se emitía, ni nada de nada… y esto lo digo en lo referente a la serie animada, pues todo el andamiaje cultural y comercial fundamentado sobre calabozos y dragones, al menos en el mundo friki es imposible que pase desapercibido.  Pero al ver el intro sus personajes se me hacen increíblemente familiares, como si por arte de magia un hechizo hubiese borrado de mi mente cualquier referencia de ella.  Es probable que fuese emitida en algún momento en la programación nacional, y tal vez así como llegó se fue.  ¿Alguien sabe cuándo, cómo y dónde se emitió en Colombia?


-los halcones galácticos
EEUU 1986. 65 episodios



Los daban los sábados en la mañana, y venían siendo como los primos hermanos de los thundercats, solo que no tenían un tema musical tan soberbio como el de estos últimos.  Una historia de ciborgs  que tienen como base un asteroide coronado por la escultura de un halcón, que combaten contra un extraterrestre malévolo que se metaliza y recorre el espacio en un calamar gigante acompañado de una horda de seres zooantropomorforoboticos en naves espaciales con cierto parecido a autos clásicos. Y lo olvidaba,  los halcones galácticos planeaban como ardillas en bosque en la inmensidad del vacío espacial mientras disparaban rayitos por sus hombros, manos o plantas de pies, siempre atentos al llamado estridente de un halcón mitad pájaro mitad aparato con plumas… ahora entienden porque eran tan buenos.


-dinoplativolos
EEUU 1987. 65 episodios



La razón por la cual cientos (espero no  miles)  de personas creen que estamos bajo el secreto dominio de una raza alienígena llamada los reptiloides, proviene posiblemente de esta serie, que narra precisamente eso, dos grupos de dinosaurios espaciales llegan a la tierra, los buenos crean una alianza con unos adolescentes a los cuales les dan unos anillos multifuncionales y con ellos conforman un “escuadrón” protector de la humanidad.  Los malos se trasportan en una nave gigantesca con forma de tiranosaurio y en cada capítulo pretender conquistar el mundo y destruir los dinoplativolos… nada fuera de lo común para cualquiera que crea en reptiles supra evolucionados espaciales conquistadores de mundos.


-Ulises 31
franco japonés 1981.  26 capítulos



La cosa fue sencilla: tomen la Odisea de Homero y encuádrela en un escenario futurista en una civilización espacial, siendo más exactos en el siglo 31.  Por muy chillón que se pueda ver, conserve el vestuario, los nombres, las costumbres… y por supuesto  la infinidad de dioses griegos.  Hay que resaltar los escenarios futuristas, las naves, el tema musical  y a nono pequeño robot, su amigo fiel.


-He man
EEUU 1983. 131 episodios. 



Mejor conocido como He man y los amos del universo, producto de Filmation y utilizada como enganche para la venta de juguetes de la misma marca.  Aunque no debería, fue una de las series animadas más exitosas, a pesar de su animación un poco tosca y escasa en recursos  pictóricos cumplió con los parámetros necesarios para entretenernos a decir no más. He man fue lo más cercano a una película de serie B que teníamos en nuestra niñez.  Ambientada en el planeta de Eternia  un lugar repleto de reinos con tendencias medievales tempranas, magia, espadas y alta tecnología.  He man era un príncipe que al levantar la espada e invocar el poder del castillo de Grayskull adquiría todo el poder que radicaba en este y se convertía en el hombre  más poderoso del universo, literalmente "el man".   Su archienemigo era Skeletor un mago oscuro que había perdido los tejidos de su cabeza dejando solo sus huesos, curiosamente, es tío de He Man.  De esta serie se resalta el que todas sus protagonistas eran mujeres preciosas, curvilíneas y ligeras de ropas, los guerreros intercambiaban golpes de espada con rayos laser, lo mismo que cabalgaban cualquier animal como naves supersónicas, y la espada de Grayskull tenía la virtud de insuflar testosterona extra a sus portadores, el príncipe Adam la levantaba, invocaba y un rayo de virilidad lo cubría, perdía sus ropas de seda y quedaba en unos calzoncillos de piel y un par de correas cruzadas en su pecho donde cargaba la funda de su espada, todo un morenazo rubio y musculoso con voz grave, que para no desentonar con su mejor amigo el tigre afeminado Cringer lo “cubría” con el conjuro y lo convertía en un rugiente y fiero tigre montura armadura llamado Battle Cat.  Sobre He Man se ha especulado que oculta extraños signos y ritos de cultos paganos o masónicos, me imagino que ver tanto muñequito ligero de ropas le ha calentado la cabeza a mucho analista cristiano conspiranoico de historietas. Pero a pesar de todo, al final de cada capítulo, Adam o He Man que son lo mismo pero con menos testosterona nos daba una enseñanza aplicable a nuestro diario vivir con base en sus aventuras.  He man era algo así como un manual de Carreño animado.  Lo mejor indiscutiblemente era su tema musical de entrada, principalmente los primeros segundos y su famosa frase “yo tengo el poder”.


-She Ra
EEUU 1985. 93 episodios



She Ra es la misma cosa que He Man pero en versión femenina, cuando los productores de este vieron que había salido tan buen negocio, decidieron crear su línea femenina de modo que solo cambiaron algo los personajes y modificaron un poco la historia original.  Adora era la hermana gemela de Adam que fue separada al nacer por el mago maestro de Skeletor, el cual la educo como comandante de sus ejércitos, pero en una ocasión se encontró con su hermano el cual le mostro la verdadera cara de su supuesto padre y señor, y ella al ver en el error que estaba se alió con las fuerzas del bien, adquirió una espada con una gema mágica y cuando la levantaba e invocaba el poder de Grayskull se convertía en She ra…el resto es igual que he Man.    Aunque fue una buena serie no tuvo tanto éxito como la de su hermano, posiblemente por la competencia que tenía acaparada al público infantil femenino, como la del pequeño pony y toda su compañía y porque en aquella épocas no era lo mismo ver correr por los corredores de la escuela tres o cuatro mocosos con un palo de escoba gritando yo tengo el poder a ver una niña toda rosadita por los mismos corredores con otro palo gritando  lo mismo.


-heathcliff el gato
EEUU  1984



Era la historia de un gato o un grupo de gatos que vivían en un basurero, aunque me daba la impresión de que tenían todas las comodidades de una suite presidencial. No estoy seguro en torno a que giraba la historia, solo recuerdo que lo daban en horas de la tarde, cerca del anochecer y que su tema musical era bastante pegajoso


-Jem 
EEUU 1985. 65 episodios



Fue una serie animada dirigida a la población femenina preadolescente, nacida como muchas otras de una línea de juguetes. El rollo era que Jem era una chica que colocándose unos pendientes con forma de estrella se convertía en una súper estrella del rock ochentero, junto a otros amigos, no estoy seguro si hologramas todos ellos,  combatían contra otro grupo de rock y se formaba un entramado en la historia todo raro que al final no entendí muy bien. 


-Centuriones
EEUU 1985. 65 episodios



Una serie bastante interesante, un ciborg malévolo como nunca ha existido, pretende conquistar la tierra, para evitarlo se crea un grupo de tres personajes que equipados con un exoesquesqueleto repleto de armas y acondicionado para operaciones marinas, aéreas y terrestres desmantelan todos los planes del perverso personaje. Nuevamente una serie bastante futurista, las armaduras se encontraban en una estación espacial comandada por una solitaria y muy sexy chica, que desde las alturas celestiales  podía enviar dichos artefactos a sus respectivos portadores por medio de un rayo tele transportador.  Todavía guardo la esperanza de algún día muy lejano ver a lo lejos una estación de este tipo…y a su sexy comandante

-Festival de los robots
Japón 1975-1980.  130 episodios



A finales de los setentas y principios de los ochentas estaban de moda los robots gigantescos  sin inteligencia, solamente usados como vehículos o armas y en su mayoría formados por la unión de “robots menores”.  Y ante esta tendencia un estudio americano tomo la decisión de echar en un solo saco sin orden ni parentesco a cuatro series robóticas japonesas y venderlas bajo el nombre poco llamativo de “festival de robots”.  A pesar del nombre y la falta de secuencia aun dentro de las mismas subcategorías, la idea les funciono. Hasta que no estaba escribiendo sobre esta entrada no recordaba dicho programa, pero por cosas del destino le di clic a un video perdido en un lado de la pantalla y ¡válgame dios! Llegaron a mi mente un resto de recuerdos perdidos de mi infancia, frases como “vengador a mí”, el vehículo con forma de dinosaurio, los malosos del paseo y yo repitiendo todo eso como un autómata,  me llenaron de asombro. ¿Cómo carajos uno puede olvidar cosas como esas? Tengo que tomar más vitaminas para mejor la memoria.


Las cuatro series en cuestión eran:
-el vengador:



un arqueólogo descubre una antigua reliquia que narra la historia de la medusa y su pronto despertar en el mundo, este hombre se prepara para la llegada de esta y la mejor forma de hacerlo fue utilizando la tecnología. Su hijo un corredor de autos de carreras sufre un accidente, y el científico bajo dios sabe que tecnología logra acoplar su cuerpo al de un robot (sin que él lo sepa) cuando medusa y sus huestes infernales despiertan, matan al científico, pero este, precavido como siempre ya había “transportado” su conciencia y memoria a una supercomputadora,  desde allí apoya a su hijo en su labor de defender el mundo, ya que cuando este frota los nudillos de unos guantes y grita “vengador a mi” se transforma en la cabeza de un robot, que se complementa con el resto de partes que son enviadas desde una estación comandada por la asistente de su padre.

-el gladiador:



una raza alienígena está a punto desaparecer junto a su planeta a causa de un agujero negro, la decisión de sus gobernantes es abandonarlo y conquistar la tierra a cualquier precio,  para evitarlo un científico construye una nave con forma de dragón,  y a su arma, un robot (el gladiador) el cual por recovecos de la historia es comandado por un joven deportista con superpoderes. Este maneja la cabeza del robot, las otras partes son enviadas por la nave espacial.

-el supermagnetron: 



Una raza alienígena pretende dominar la tierra, para evitarlo un científico diseña un robot, este funciona con magnetismo, y para funcionar requiere que dos pilotos (hombre y mujer) salgan en el aire de unos robots menores, pongan en contacto unas manillas que llevan puestas (todo esto en caída al vacío) se transformen en dos hexágonos que se unirán a las partes restantes de supermagnetron que son despedidas desde una base y así hacerlo funcionar…algo complejo el procedimiento.

-el galáctico:



La energía cósmica de la galaxia se agota esto lleva a que sus criaturas lentamente se trasformen en monstruos, para evitarlo una raza alienígena envía una princesa a un gran planeta a restaurar el orden, y para que ella lo haga necesita ser protegida por 3 robots, que técnicamente no son robots, son ciborgs, de estos el principal, mas díscolo y poderoso es galáctico.  A mi parecer esta serie es una adaptación futurista de la obra oriental “un viaje al oeste”.

-MASK
EEUU 1985 75 episodios



Impajaritablemente esta serie se daba los fines de semana, al escuchar su intro inmediatamente me llega esa sensación de ocio y descanso propia de un sábado o domingo en la mañana, libre de los deberes escolares.  Narraba la historia de un programa de alta tecnología que combinaba unas extrañas mascaras junto a unos vehículos que conjuntamente lograban unas asombrosas modificaciones tecnológicas y de armamento, los encargados de llevar dichos cascos eran 7 personas de distintas ocupaciones, que al ser llamados al servicio por medio de un reloj, abandonaban lo que fuese que estuviesen realizando para cumplir su deber.  Lo bueno de esta historia aparte del tema musical y sus guiños tecnológicos era la sencillez de su argumento, MASK eran los buenos, VENOM los malos, estos trataban de hacer alguna fechoría,  MASK llegaba, volaban, disparaban  y listo, el bien nuevamente triunfa sobre el mal, algo tan sencillo como las historias que los niños inventaban en sus juegos.


-los snorkels
EEUU 1984. 65 episodios



Era la versión submarina de los pitufos, unos seres naranjados con un snork en la cabeza que podría servirle para respirar o para desplazarse.  Creo que su paso por la programación nacional fue efímero pues recuerdo muy poco de ellos, aparte de su característica fisionomía.


-Daniel el travieso
EEUU 1986. 78 episodios



Daniel era el niño insoportable que nadie quisiera tener al lado, y lo peor es que estaba rodeado con un aura de inocencia que al final uno quedaba con la duda si era travieso per se o por pura maldad.  Lo bueno de la serie era que sus dibujos eran pasmosamente acordes al comic.


-tío rico
EEUU 1987. 100 episodios



De tío rico recuerdo claramente que lo daban los domingos en las tardes pues a esa hora era la catequesis en el templo parroquial, a la cual me mandaba mi tía abuela y de la cual yo me escapaba para ir a ver este programa en la casa de mi abuelo.  Y a pesar de ser una historia de patos, con un pato anciano algo tacaño y ricachón, otro con graves problemas de dicción y tres patitos, sus historias eran lo mas de divertidas y con escenarios lo mas de locos.  Muy buena serie. Inolvidables el primer centavo de Mac pato y el pegajoso tema musical


-Garfield y sus amigos
EEUU 1988.  121 episodios



Garfield es la apología al perezoso, y de el aprendimos que el día lunes es insoportable, tal vez porque ese día somos lo que nunca quisimos ser.  La idea es que para montar la serie de un gato perezoso y egocéntrico, el resultado podría resultar algo tedioso,  fue así como le adicionaron los amigos de la granja, que siendo sinceros, se robaban el show. 


-Danger mouse
británico 1981 161 episodios??



Tomemos a James Bond, pintemolo de blanco, coloquemole un parche en el ojo y una DM en el pecho  y convirtámoslo en ratón, listo. De eso trata la serie


-muppets babies
EEUU 1984. 107 episodios



Como su nombre lo indica era la versión infantil de los muppets, al parecer no se tomaron mucha molestia en seguir la línea de vida de cada uno de los personajes sino que simplemente les restaron años y los metieron a todos en una guardería para que hicieran de las suyas.  A pesar de ser una historia de bebes era sumamente entretenida, partiendo de un escenario tan “hogareño” y seguro como lo era la guardería, por el poder de la imaginación, los personajes desarrollaban las más emocionantes aventuras en variopintos lugares, desde el espacio, hasta las profundidades del océano; como era de suponerse, cada episodio iba acompañado de su respectivo musical, pero esto no le restaba interés, la música, los personajes y la historia formaban una buena combinación.  Siempre quedó la duda de como seria la cara de la nana, otro de los grandes misterios de mi infancia.


-G.I JOE 
EEUU 1983. 94 episodios



Otras serie producto de juguetes Hasbro.  La daban al medio día los fines de semana, y por alguna extraña razón nunca fue de mis preferidas, a pesar de que en la escuela era usual escuchar algún niño corriendo y gritando “yiaaa youuuu” o “yo soy cobra”, tal vez la cantidad de personajes con la que contaba me confundieron un poco al tratar de cogerle el hilo a la historia.  Lo bueno era que con estos personajes de llenaban hojas y hojas de álbumes de personajes de tv, que por temporadas llegaban y a los cuales rendíamos una especial veneración.


-las tortugas ninja
EEUU  1987.  193 episodios



Épica serie animada no solo de los 80s también de los 90s y del nuevo siglo.  Pero me enfoco en la ochentera. personalmente me gustaba de pi a pa, desde el intro a mi parecer el 2° mejor de todas las series animadas, hasta la historia truculenta esa de tortugas bebes expuestas a desechos tóxicos radioactivos que las convierten en seres antropomorfos que son entrenadas por una rata mutante   en los profundos secretos de las artes marciales, son adictas a la pizza, viven en las cloacas de New York en una guarida lo mas de cómoda, tienen nombres renacentistas y están acompañadas por una sexy y valiente reportera.  Se la pasan de pelea con Destructor el némesis de la rata Splinter y su jefe un cerebro gigante y malévolo llamado Krang. Veinte tantos años después al fin conocí los nombres de las armas que cada tortuga tenia,  Raphael utilizaba los Sai, una especie de tenedor que en realidad es una porra,  Leonardo usa las katanas,  Donatello el Bo que es un palo largo y miguel ángel los chacos.


-los pitufos
EEUU 1981. 421 episodios



Monumental producción de Hanna Barbera, aunque claro, sobra decir que los méritos le corresponde solo por la serie animada, el maestro detrás de todo esto fue el belga peyo. Sentí cierto pesar con las nuevas generaciones, cuando estas entraron al pitufimundo de la mano de dos películas soberanamente tontas y  muñequitos de peluche mal proporcionados vendidos en los semáforos,  tener a mano uno de aquellos seres azules sin antes haber presenciado sus aventuras en el bosque encantado, sin haber conjugado el verbo pitufar o colocar el pitufi adjetivo para todo, es una locura.  Los pitufos son toda una catedra de lo que se quiera, 101 seres azules que con sus aventuras en un bosque medieval se prestaban para  que de ellos se dijera que  subtriciamente mostraba un diseño comunista y totalitario, hasta las más crepypasta teorías, algunas de ellas que postulan que los pitufos son una mofa al cristianismo, que Gargamel es un monje en busca del exterminio del mal, que azrael es un ángel vengador, que papa pitufo es el demonio, que la pitufina es la representación de la sexualidad femenina reprimida por la iglesia, que los pitufos son seres sin alma, una sola creatura en la que se reflejan los diversos pecados del hombre… en fin, yo sigo esperando, si guardo silencio, ver cruzar por algún bosque encantado algún ser azul, con gorrito y pantalones blancos escapando de un gato gruñón.


-los transformers
EEUU 1984. 98 episodios



Otra obra maestra producto de los impulsos comerciales de la juguetería Hasbro, y con un empujoncito de nada más y menos que Marvel.  Cabe señalar que me estoy refiriendo a los Transformers  generación 1, ya que fue tan rentable la idea que se produjeron una segunda generación y toda una serie de precuelas que llegan hasta el día de hoy.  Es que la formula era oro puro, se combinan dos de las cosas que más le gustaban a los niños de la época, vehículos  y robots, se les da un toque alienígena, se les pone a disparar entre ellos en todos los capítulos, y ya, la sopa  esta lista…sírvase el almuerzo.    Para la fecha, entre tanto robot de origen oriental fue la muy acertada cuota americana al mundo robótico ochentero


-la abeja maya
Japón 1975-1983



Fue la adaptación japonesa de la obra del mismo nombre del alemán Waldemar Bonsels.  Un gusto a la vista con sus ilustraciones propias de un buen cuento infantil, cuenta la historia de una abeja rubia, inquieta y preguntona, que por su misma naturaleza un poco díscola, abandona sin estar muy consciente de ello, la vida de la colmena, acompañada de un zángano llamado Willy, viéndose inmersa en múltiples situaciones propias del contacto de un ser ingenuo con un mundo lleno de insectos de gustos y caracteres dispares.  Maya es la fiel representación del niño que nunca muere, el niño que ve el mundo como una caja de sorpresas, del niño para el cual solo existe un eterno presente.


-tom sawyer
japon 1980. 49 episodios



Fue la fiel adaptación japonesa de la novela de Mark Twain “las aventuras de tom sawyer”. La daban algún día entre semana en horas de la tarde, tal vez entre 5 a 6.  Lo recuerdo porque aun con el uniforme me sentaba frente al televisor embelesado viendo las ocurrencia de tom y sus amigos, principalmente huck.  No creo que esta serie se reencauche fácilmente hoy en día,  me imagino las asociaciones de padres de familia, defensores de los derechos de los niños, psicólogos y psicoterapeutas amigos del dialogo y más de su especie gritando a todo pulmón en contra de los muñequitos estos,  por ver como en una serie infantil se vulneran tan abiertamente los derechos de los niños y las niñas (ya que hay que ser incluyentes). Porque precisamente eso era lo mejor del programa, cuando se esperaba con ansias y cierta inquietud los castigos que el maestro o la tía polly darían a tom en respuesta a alguna de sus tantas travesuras.   Curiosamente  hace pocos días vi uno de aquellos capítulos en baja definición y pésimo sonido en el canal de los católicos locos “tele amiga”… vaya a saber uno en que estaban pensando


-José miel
1970 Japón.  91 episodios



Su solo nombre me causa cierta opresión en el pecho.  No sé cómo describir a José miel, no se aun como logramos sobrevivir sin graves daños emocionales a esta serie.  José miel en definitiva era una mierda…una mierda lo mas de entretenida.  La cosa es así, José miel era una abeja, el príncipe de la colmena, quien siendo aun bebé  fue separado de su madre luego de un ataque de las avispas, después de este cruento suceso es criado por unas abejas silvestres, pero finalmente descubre su historia y emprende la misión de rescatar a su madre del poder de las avispas.  Pero la cosa no era sencilla, primero José miel estaba diseñado genéticamente para sufrir, su cuerpo enclenque y sus ojos grandes prestos para el llanto ya eran un mal presagio.  En el transcurso de su viaje salvador se encuentra con sus hermana y junto a una mariquita continúan su misión. En cada episodio era inevitable la muerte y el sufrimiento, amigo que conseguía José miel  era amigo que moría, y no de una forma apacible, moría de la forma más cruel y melodramática posible, pero siempre dando un breve instante para que la abeja escuchara sus últimas y agónicas palabras y llorara a moco tendido sobre el cuerpo yermo.  Y eso que a estos personajes le iba bien, a los extras, a los insectos que servían de relleno les iba peor, eran aplastados, devorados, quemados, mutilados y más,  José miel era la combinación perfecta entre una novela mexicana de la tarde y un video gore de la deepweb, lágrimas y muerte, bárbara mezcla.  Al parecer existen dos versiones de las serie, en una de ellas José miel va sin su hermana encuentra su madre pero esta muere a manos de las avispas pero antes le confiesa que tiene una hermana que debe buscarla y encontrar un campo de flores donde reedificaran su reino, y al parecer lo hacen luego de otros tantos capítulos llenos de drama y muerte,  y la otra versión es cuando José miel al fin encuentra su madre y esta lo recibe con felicidad para poder vivir en paz junto a su hermana, claro está, después de no sé cuántos bichos muertos.  Me queda como tarea  ver las dos versiones para saber qué tan cierto es todo esto, pero he de confesarlo, me da miedo, bastantes lagrimas derrame en mi niñez viendo esta vaina, como para caer nuevamente en ese valle de dolor ahora de adulto


-los potato
EEUU 1986. 23 episodios



La familia cara de papa hacia parte del grupo animado que se intercalaban en los programas  de mi pequeño ponny: los glofriends, los moondreamers y los pottato.  La historia era simple, había una familia formada por el señor y la señora cara de papa que tenían varios carita de papas hijos  y estos como todos los niños hacían travesuras algo inocentes. Punto. Nada más.  En realidad poco recuerdo esta serie, al igual que sus compañeras (exceptuando mi pequeño pony)  juraría que eran de las serie que se guardaban en lo más remoto de mi memoria.  Las redescubrí que día, sin quererlo cuando saltando de video en video llegue a ella y en lo más profundo de mi cerebro alguna neurona anciana reacciono ante la música y las imágenes.  Solo eso, un recuerdo desfasado en el tiempo


-el conde patula
1988. Inglaterra 65 episodios



En Colombia fue emitida a partir de 1990, técnicamente es ochentera pero a nosotros nos llegó en los 90s, la historia es fácil, transformemos al conde Drácula  en pato, y  a todos los personajes de la novela en pájaros antropomorfizados, y para darle más picante a la historia por un error de una de sus sirvientes convirtámoslo en vegetariano, un vampiro vegetariano, el santo patrono de los veganos. Tengo que decir que estaba tan acostumbrado a la animación y la ilustración norteamericana, que el conde patula me resulto algo escabroso por la fuerza de su línea y lo sobrio de sus escenarios.


-the raccoons
Canadá 1985. 60 episodios



Contaba la historia de un mapache algo torpe y buena gente, que junto a sus amigos, (otros mapaches, unos perros y otro animalejo con nariz larga y caída que según decían era un oso hormiguero) vivían en un frondosos y agradable bosque que continuamente era atacado por Cirilo gruñón, un multimillonario y avaro oso hormiguero al que los arboles le importaban un bledo.  Aunque la historia no era estrictamente emocionante, si era entretenida y su tema musical de rock pop ochentero bastante pegajoso (run whit us)


-los defensores de la tierra
EEUU 1985 65 episodios



Durante un tiempo era frecuente ver distintas alianzas entre los distintos personajes de los comics, sin que importara la casa editorial a la cual pertenecían.   Los defensores reunían un variopinto grupo de superhéroes, siendo el principal, Roldan el temerario, que tiempo después me vine a enterar que era flash Gordon, quien en el año 2015 logra escapar del planeta agonizante de Ming el despiadado, quien antes de abandonarlo para conquistar la tierra asesina a la esposa de flash.  Roldan reúne un grupo de amigos para evitar dicha invasión y de paso cobrar venganza por la muerte de su esposa.  Estos son Mandrake el mago con su pupilo kshin, Lothar y su hijo LJ junior, el Fantasma que camina en su versión 27 junto a su hija jedda,  Richard Gordon hijo de Roldan con su mascota alienígena zuffy y Dynak que es la versión computarizada que quedo de la esposa de Gordon.  En este tipo de series a diferencia de las dramáticas orientales, era frecuente los comportamientos estereotipados y la simpleza en la personalidad de los personajes.  “Hey mira están destruyendo una ciudad, ok, vamos, que bien, no tu no, tú te quedas en casa haciendo el aseo” … “oh, tu madre a muerto…cobrare venganza, mira qué bonita nave…súper acelera al máximo”… y así por el estilo.


-los planetarios
EEUU 1990 113 episodios



Con el dolor del alma le tengo que decir al capitán planeta que él es noventero…no clasifica


-los motorratones de marte
EEUU  1993  65 episodios



Otra de los noventas.


-los superamigos
EEUU 1973-1986 13 temporadas



No eran necesariamente aquellos que todo se cuentan y todo se comparten, fue la adaptación de Hanna Barbera a los principales personajes del universo DC. Dependiendo del año de emisión tanto los héroes como línea argumental del capítulo variaban, desde historias moralistas infantiles, debido a la sujeción de las restricciones de contenido violento en los comics interpuesta por el gobierno desde los años 70s, hasta situaciones más propias del entorno de cada personaje, siendo un poco más fieles al comic, eso sí, con una característica y deplorable animación.  Lo mejor de todo era el narrador de la historia, desde que hacia el intro hasta cuando decía “mientras tanto en el salón de la justicia”



-la pantera rosa
EEUU  1969-1980. 124 episodios



Nació del éxito de la animación hecha para la película del mismo nombre de 1963.   Magistral representación de la pantomimia, aunque en las ultimas adaptaciones se le incluyo voz, tal vez buscando amoldar el personaje a las nuevas generaciones poco acostumbradas a este tipo de humor, pero siendo sinceros una pantera rosa parlante pierde mucha de su gracia (a pesar de que la pantera hablo brevemente en dos ocasiones a lo largo de las series) los discursos le quedan bien al inspector y compañía



-loony tunes 
EEUU 1930



Esta serie animada es toda una  enciclopedia de la animación, desde sus inicios en los años 30 hasta las últimas producciones de hoy, muestran lo profundo que puede calar en la sociedad los dibujos animados,  iniciaron como cortes para cine que finalmente y debido a su popularidad quedaron a manos de la televisión.  Como en un principio se pensó como un complemento para partituras musicales, es característico de esta serie la orquestación de cada una de sus escenas y episodios, a groso modo lonney tunes es un gran salón musical



-jayse y los guerreros rodantes
franco japonés 1985. 65 episodios



Interesante serie, el padre de Jayse era un científico botánico que en uno de sus experimentos crea una humanoide de una de sus plantas, una niña lo mas de agraciada llamada Flora, pero igualmente se crea un bicho raro macro cefálico  llamado Discord que se toma el laboratorio y separa a Jayse y su padre. La historia trata sobre la búsqueda del científico con el fin de unir las dos partes de la raíz mágica que ambos portan y que es la única que puede destruir a Discord y su ejército de plantas invasoras del espacio.  Lo curioso de esta serie era ver como habichuelas y tomates se convertían en tanques destructores, y que en el grupo de los buenos había un tipo parecido a Hansolo, un mago parecido a Merlín y un robot con forma de armadura medieval, y su tema musical con su narrador colocando un toque de intriga y emoción casi poético y un cantante  con la voz a no dar más en las notas altas, al  igual que hace uno cuando canta solo.



-la casa voladora
Japón y EEUU 1982. 52 capítulos



Que día vi sin querer queriendo uno de aquellos capítulos, y se me hizo lo más aburridor del mundo, pero tengo que confesar que para mis épocas escolares, la casa voladora era lo máximo, a pesar de que muy sutilmente nos evangelizaban en pequeñas dosis. la idea de encontrar una casa super moderna, en medio del bosque, habitada por un científico y un robot, que podía volar y viajar en el tiempo, era el sueño que todo niño quería que se hiciese realidad.   Lo mejor de todo era su tema musical de inicio, cargado de emoción, misterio y aventura, lo malo era la traducción españoleta que nos llegó, y si yo hubiese tenido esta casa habría visitado muchos lugares más, y de paso me habría trasteado a Jesús conmigo para que viese la bestialidad que están haciendo sus seguidores.



-el rey Arturo
Japón 1979-1980. 30 episodios



Una de las tantas adaptaciones de la historia del rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda,  las ilustraciones eran como un hibrido entre los cuentos de los hermanos Grimm  y las soberbias producciones japonesas de robots, lo cual no era malo, lo que si era insoportable era el doblaje, ver como el discurso terminaba y el personaje seguía moviendo su boca era algo irritante.



-don quijote de la mancha
Japón 1980. 23 episodios



Tal vez la adaptación más curiosa de don quijote, en esta, nuestro personaje es un caballero larguirucho, narizón y presa de frecuentes ataques picoticoparanoicos, acompañado de un sancho con un peinado afro y sus dos monturas de paciencia infinita. Don quijote se ve sumergido en ridículas y fantásticas aventuras de la mano de los deseos de una dulcinea bella y sensual, de piernas delgadas y cortas faldas, que en compañía de un pervertido escudero con apariencia de macaco cumple los encargos de un padre manipulador con cara de perro que se comunica con ella por medio de una extraña máquina, mezcla de un reproductor de cintas y un miniterodactilo murciélago.



- El oso el tigre y los demás
Alemania 1986 26 episodios



De los grandes misterios que aun rondan en mi cabeza entra esta serie de dibujos animados, perdida en los recovecos de la memoria, creo que la daban en horas de las tarde, en esa franja educativa ochentera, pues no le recuerdo secuencia, ni orden, ni nada, solo episodios sueltos por aquí y por allá, y entre estos mismos es que no se si esta serie era la misma llamada el cajón de los juguetes. Las animaciones eran sencillas, el narrador obnubilante, las historias aún más,  al parecer hechas para menores de cinco años, y sus ilustraciones típicas de cuento infantil y con ello no me refiero a baja calidad.  Pero tal vez de todos los personajes que allí aparecieron, uno de ellos, por razones desconocidas siempre llamo mi atención y ha permanecido esquivo hasta entonces, la brujita regaliz, en su casa al lado del huerto; no he encontrado ni videos ni imágenes ni nada, un verdadero acto de magia,  si alguien sabe algo de ella con gusto aceptaría cualquier información (parece un verso del unicornio azul)  solo sé que es un cuento de una escritora infantil alemana llamada  Eveline Hasler



-los 4 fantásticos
EEUU  1967-1968. 20 episodios



Era la típica serie animada de Hanna Barbera de los 60, ramplona, de línea fuerte, colores bien definidos y escenarios simples.  Algo semejante a las ilustraciones de una cartilla de alfabetización de la época.  Pero se les perdona, por algo tenía que iniciar el mundo de los superhéroes animados.  Aunque para ser sinceros, eran más tolerables estos que los interminables huesos cinematográficos de los últimos años.  Los episodios que alcance a ver fueron episodios de relleno, mientras la televisora amoldaba algún programa a su programación de fin de semana.



-Gasparin
EEUU 1945. Episodios ¿?



La historia del fantasmita que no quería asustar sino hacer amigos,  una serie propia de mediados del siglo veinte, con ilustración profusa y rica en detalles, podríamos decir que hasta cierto punto cálida, donde la imagen de una sábana semitransparente en ocasiones quedaba un poco fuera de lugar,  semejante a las historias de Merry Melodies, la musicalización orquestada era característica para el desarrollo de la historia,  con el paso del tiempo al personaje principal se le fueron adicionando otros amigos que en determinado punto se podría decir que robaban el show.  Como dato curioso y gracias a algunos amigos ligeramente frikis, supe que gasparin era el fantasma de un niño muerto de neumonía…pobre fantasmita



-Candy Candy
Japón 1977-1979. 115 episodios



Candy Candy fue un novelón animado infumable, trata sobre la historia de Candy una huérfana que junto a su hermana de orfandad Annie, se ven expuestas  a las vicisitudes que la vida ofrece a todos aquellos infantes que no corren con la suerte de tener una familia como dios manda (mujer con hombre, hombre con mujer, mujer con mujer y hombre con hombre y viceversa) la historia arranca desde que son encontradas en una noche de invierno, pasando por su infancia feliz, su etapa de adopción, su primer amor, los dilemas morales y sociales ante cada nueva familia, el amor, el romance y no sé qué más pues nunca la termine de ver,  Candy Candy era una serie animada propia para señoras cuarentonas y postmenopáusicas.



-spiderman
EEUU 1967-1970



Otra de las series de  superhéroes no sé si de bajo presupuesto pero si de animación bastante simple que llegaba de vez en cuando a la programación nacional, tal vez era tan simple que nunca cumplió una “temporada” completa. O al menos yo no la recuerdo, solo llega a mi memoria el tipo de traje rojo que disparaba telarañas de sus manos y que se llamaba el hombre araña, nada de spiderman ni anglicismos raros. Lo mejor de la serie de esa época es que se presta para hacer memes de lo más divertidos



-Heidi
Japón 1974. 52 episodios



Una más de las muchas adaptaciones japonesas de obras de literatura, y pues hay que ser sinceros no lo hacen nada mal, en esta ocasión le toca el turno a Heidi la niña que recorre las montañas de los Alpes suizos en compañía de su amigo Pedro y de su pequeña cabrita copo de nieve, bajo la atenta supervisión del abuelo austero sentado frente a su casa. Una vida envidiable esa de las montañas, sin nada de consultorios, escritorios, papeleos y más.



-carros locos
EEUU 1968-1970. 34 capítulos



como es una producción de Hanna Barbera uno sabe que no se van a complicar mucho la vida ni en la ilustración ni mucho menos en el contenido de la historia, así que simplemente es una serie en la que en cada capítulo los distintos pilotos de cada uno de los carros tratan de ganar el título de “el piloto más loco” utilizando cualquier cantidad de argucias y trampas,  lo mejor de esta serie sin lugar a dudas es la mascota del villano más villano de la serie, el perro patán, y su inigualable risita de enfisematoso



-meteoro
Japón 1967-68. 52 capítulos



Fue un coletazo setentero,  de ahí su animación algo simplona, lo truculento de sus historias, su tema musical orquestado y la presentación del intro latino semejante a un comercial de jabón.  Meteoro era un adolescente que pilotaba el súper auto match 5 y que se la pasaba de competencia en competencia y mientras, metiéndose en problemas a expensas de pilotos maniacos contrincantes. Lo bueno de esta serie es que creo toda una generación de personas amantes a los autos y sus gadgets, este último los tenía en el timón, todo un abecedario de trucos e inventos.



-la pequeña lulú
Japón  1976.  26 episodios



no pensé que fuera una adaptación japonesa del comic americano, pero como todo lo que se hace en el Japón se hace bien, el resultado fue una serie que a pesar de ser corta, gustó lo suficiente en varios países de América latina, su animación es fluida, sus personajes gráciles y fáciles de asimilar y su humor simple permitieron que esta niña traviesa y su grupo de amigos calara fácilmente en nosotros, tal vez tuvo mucho que ver el hecho de que todas sus historias perfectamente podían ser el reflejo del diario vivir de cualquier niño en cualquier parte.  Lo más gracioso de todo fue que comprobé su éxito hace algunos años cuando mi hijo mayor  aún siendo un bebe, permanecía embelesado viendo dos o tres capítulos que había descargado de internet.



-súper ratón  
EEUU 1955-1966 las nuevas aventuras de superaron 1987 19 episodios



una parodia de Superman solo que vestido de amarillo, su primera temporada y a la vez la más importante guardaba las características típicas de las series animadas de mediados de siglo (20) orquestaciones casi al borde de saturarlo todo, historias cortas y bastante estereotipadas e ilustraciones profusas.  Sé que lo daban en la tarde, a la hora de la cena porque cuando escucho cualquier cosa referente a súper ratón se me abre el apetito.



-los diminutos
EEUU 1983. 29 capítulos



cuando y a qué horas los daban no lo sé, es probable que ocuparan esa franja de horario que tenía destinada para otras actividades lúdicas como dormir, jugar con mis juguetes o estar en la calle con mis amigos, ya que pocos recuerdos tengo de estos dibujitos, solo sé que eran un extraño cruce entre humanos y ratones y como estos últimos, vivían en los escondrijos de las casas, eso si con las comodidades de los humanos, no sé por qué pero en los ochentas había cierta tendencia patológica a la miniaturización de los humanos.



-don gato
EEUU 1960-62 30 episodios



Otra sesentera que llego como si nada a los 80s y 90s, simplemente era un gato rabalero, pero eso si elegante, quien a pesar de vivir en un basurero, junto a sus amigos trataba de una u otra manera ingeniársela para conseguir dinero y vivir como todo un lord.  Inolvidables los nombres de sus amigos Benito, cucho, espanto, panza y demostenes, y el policía que siempre los perseguía, Matute.



-tom y Jerry
EEUU  1940-1958  nueva temporada 1975



Es legendaria la lucha entre estos dos personajes de Hanna Barbera, tal vez la más prolífica de todas sus creaciones, desde la década de los 40 Jerry en distintas situaciones, bajo distintos contextos y con cualquier variedad de métodos a maltratado, mutilado, humillado y todo lo que se pueda hacer al peor de los enemigos, con el viejo Tom, un simple gato que siempre ha buscado hacer lo que se supone que tiene que hacer, controlar los ratones.  Esta caricatura bien podría considerarse una apología a la violencia, no guarda ninguna línea argumentativa profunda, no se enlaza un capitulo con  otro, su gracia simplemente radica en ver como Tom fracasa en su cometida bajo cualquier plan maquiavélico de Jerry.  Lo extraño de todo esto es que esa carga de violencia y odio fue tan bien enmascarada en dos personajes de formas tiernas, de cuerpos indestructibles y memorias pasajeras, que lejos de escandalizar o producirnos asco, simplemente nos hipnotizó, sin lugar a dudas y por mucho que se pueda decir en contra de esta pareja, es una de las más queridas y reconocidas en toda la historia de la televisión.



-Félix el gato
EEUU 1919…. 1958-1961 126 episodios



el abuelo de los dibujos animados, su rastro empieza en los remotos años veinte, cuando navegaba en las aguas del cine mudo, para reaparecer en la década de los cincuentas, ya con todas sus características que nos son familiares,  su caminado rítmico, su risa desparpajada, su voz chillona y su maletín mágico.  Y claro su estribillo musical…feliz el gato, el único único gato, si en algún apuro se ve con triquiñuelas a de vencer…



-los glo Friends 
1986. EEUU 26 episodios



Aquí se completaba el combo de mi pequeño pony. Estos eran unos bichos parecidos a gusanitos con patas, que vivían en un bosque donde recolectaban las gotas de luna de las hojas de las plantas y sus flores que les servían para ser luminosos (¿luciérnagas?) y por esto mismo eran cazados por los moligans que los utilizaban como bombillas para iluminar sus cuevas… algo muy propio para cualquier cosa que vaya en el intermedio de los ponis mágicos



-beatlejuice
EEUU 1989-1998 109 episodios



Su primera emisión se dio en septiembre de 1989, llegaría a Colombia ya en los noventas, técnicamente es noventera. Personalmente nunca fue de mis preferidas, mucha algarabía, mucha psicodelia, era algo semejante a una sobredosis de éxtasis… me quedo con la película



-capitán América
EEUU 1966. 13 episodios



Dejando aparte en que consiste la historia de este personaje, un superhéroe envuelto en la bandera de los estados unidos, y con un escudo a prueba de todo.  Era característico la absoluta pobreza en su animación, simplemente eran plantillas de ilustraciones de colores fuertes y calientes, con un juego de cámara de acercamientos y alejamientos, y un narrador que le daba el toque emocionante a la serie.  Lo único que se movía ocasionalmente eran algunos labios al hablar y la mano o brazo que necesariamente requería de acción



-los supersónicos
EEUU 1962-1987. 75 episodios



Era la versión futurista de los picapiedras, ambientada en el año 2062 (100 años después de su creación) y al que espero llegar a un lúcido.  Muchas de las cosas que se suponen tendremos para esa fecha están aún un poco lejos de ser inventadas, a excepción de la monotonía del trabajador de clase media, pero guardo la esperanza de tener en pocos años una robotina en casa… eso si  sexy.



-los picapiedras 
EEUU 1960-1966.  166 episodios



Era la típica familia de clase media norteamericana ambientada en la edad de piedra…bueno ambientada en una extraña mezcla de la edad de piedra, dinosaurios, edad de hielo, y época contemporánea. Al parecer a los productores y libretistas les importo un pepino eso del hilo histórico, pero lo que importa es que la flauta les sonó y muy bien. Los picapiedras eran la representación animada de una familia cualquiera en situaciones corrientes, y tal vez fuera por esto, por lo corrientes y a veces “adultas” de muchas de esas situaciones, que mi tía abuela decía que esos muñequitos no le gustaban, de todas formas yo los veía, si no estoy mal los sábados al anochecer, y pues nunca les vi nada raro.



-Doraemon
Japón 1973. 52 episodios



Doraemon era un gato robot cósmico sin orejas, con un gorrocoptero, de color azul y blanco, un bolsillo mágico en su barriga del cual podía sacar cualquier cosa y además venia del futuro, enviado del siglo XXII para hacerle la vida más fácil a nobita, un niño que perfectamente encuadra en el estereotipo de “loser” y que extrañamente si guardaba rasgos orientales.  Qué más puedo decir… los japoneses tienen una imaginación bárbara.



-el duende mágico
Japón  1985-1986. 78 episodios



Una adaptación de la novela inglesa “cinco niños y esto” de la escritora Edith Nesbit.  Que trata precisamente sobre eso, las aventuras de cuatro (cinco en el libro, cuatro en el anime, aunque en ocasiones entra un quinto en este caso un bebe) niños y un duende con forma de animal peludo con gorro, quien le cumple los deseos a estos niños pero cuya magia solo surte efecto hasta el atardecer



-el pájaro loco
EEUU 1930-1957  1957-1972 197 episodios



a lo largo de sus 42 años de vida, el pájaro loco sufrió varios cambios en su morfología paso de ser un  “ave” de formas aerodinámicas, patas gruesas, cabeza pequeña, ojos saltones, pico gigante  y copete puntiagudo a un personaje más antropomorfizado, de formas suaves y apariencia menos díscola, porque en sus inicios el pájaro loco hacia honor a su nombre siendo uno de los personajes animados más anárquicos jamás creados, luego del 50 a pesar de su locura, ya era un ser más racional más adaptable a la población infantil, que de paso venía acompañado de un sinfín de personajes igual de  inolvidables como pingui, Andy panda, el gallinazo y más.  También existía algo muy característico en esta serie, (aparte de la risa psicótica del personaje) y es que cada capítulo iniciaba y terminaba con una intervención del creador del personaje el “jefe” Walter Lantz, que de paso daba unos prácticos tópicos sobre el arte de la animación.



- popeye el marino
EEUU 1933-1988 infinidad de episodios



popeye es el típico camorrero gringo que encuentra la solución a  todos sus problemas a punta de golpes. y todo por una anorexica novia llamado oliva con la cual después de muchos episodios tuvo un hijo, con la misma necesidad energética de la espinaca, aunque sin el gusto adictivo de su padre.  En la serie, y principalmente las mas antiguas me producían gracia las animaciones de lo personajes, un popeye de caminar descomplicado y risa espontanea y graciosa y una oliva elástica que movía los brazos pidiendo ayuda como muñeco inflable para publicidad.  en la tira cómica siempre vi a popeye mas meditabundo, pesimista y malhumorado, puede que sean solo pareceres míos.




**los vídeos no son míos, son cortesía de personas mas desocupadas que yo**